Cosas donadas, cosas redivivas

Cosas donadas, cosas redivivas

Exposición Cosas donadas, Cosas redivivas
Del 18 de mayo al 18 de septiembre
(Personas y cosas conforman la vida social que, en los Museos, dan lugar a particulares manifestaciones de nuestros paisajes culturales. Las colecciones, magníficas expresiones del devenir de las relaciones entre ambas, proceden frecuentemente de donaciones)
Sala 2 de exposiciones temporales

No hay vida social sin el constante intercambio de cosas materiales. Sin duda, hay muchas formas de intercambio, pero en nuestra sociedad la mayoría de las cosas que poseemos son mercancías que obtenemos en el mercado. Sea como fuere, el destino de toda producción es el consumo. Y una vez los objetos pierden su funcionalidad, se rompen o son despreciados, tienden por lo común a ser considerados como desechos. Disponiendo de ellos, objetos y artefactos dejan de formar parte activa de la vida y de las relaciones sociales.

Sin embargo, no todos las cosas que pierden esa condición corren la suerte de ser desechadas, de literalmente convertirse en basura. Algunas adquieren otro estatus logrando incorporarse a otros dominios de la sociedad. Los museos son precisamente uno de esos lugares en los que cosas que perdieron su valor de intercambio en el mercado, cobran una nueva vida, ahora como objetos de historia y de cultura.

Una parte importante de las colecciones de los museos provienen de los regalos de muy diversas personas. Los donantes, que legan a los museos objetos muy distintos y por muy variadas motivaciones, se desprenden de algo que ha tenido una gran importancia para cada uno de ellos. Son dados al museo, no obstante, en tanto que el donante estima que lo que fue relevante para él puede ser igualmente significativo para las historias colectivas.

Listado de Objetos